Cuando las personas nos hacemos mayores tenemos toda una serie de necesidades que cubrir. En la asistencia a domicilio en Manresa es muy importante la atención personalizada, puesto que cuando se alcanza la tercera edad cada vez somos más dependientes. 

Los centros de día para la asistencia a domicilio en Manresa son una excelente opción para mantener una vida saludable. Al envejecer disminuyen nuestras capacidades visuales y auditivas, lo que nos lleva a un mayor aislamiento. Sin embargo, la socialización es muy positiva para las personas mayores. Sentirse que forman parte de la comunidad les da la vida y evita depresiones u otros problemas psicológicos. 

Para las familias también es importante saber cuáles son las necesidades de sus mayores y aprender a atenderlas. Con paciencia, cariño y cuidados, podemos darles una buena calidad de vida durante la vejez. Es importante que los ancianos no se sientan solos. Si durante el día acuden a un centro de día en el que reciben terapias, se relacionan y realizan ejercicios de estimulación, por la noche es bueno que se sientan acompañados por sus familiares y duerman en sus casas. 

La asistencia domiciliaria es otra opción a tener en cuenta para el cuidado de las personas mayores, sobre todo si presentan altos grados de dependencia. Las familias somos las más cercanas y es importante que observemos si nuestros mayores muestran síntomas de demencia o deterioro cognitivo. Una buena observación mejorará el diagnóstico que le haga el médico. 

En Servi 3 atendemos a personas mayores y también a sus familias. Proporcionamos ayuda a domicilio y hospitalaria, orientamos a las familias para que detecten posibles trastornos y te damos pautas de convivencia. Con los mayores, la paciencia es una gran aliada. El cuidado de los ancianos es una una experiencia muy gratificante si se aprende a hacer bien.